Busca en "Carlos Crece"

martes, octubre 24, 2006

Amanecer

Que sonara el despertador (el mío tiene voz de mujer) a las 7:55 de la mañana* ha merecido la pena. El espectáculo del amanecer puede llegar a ser hermoso hasta en una ciudad (¡incluso!).

Éste es el de mi ventana de trabajo en Iruña - Pamplona y dormitorio de Sue. Lamentablemente dentro de tan sólo unos días este espectáculo se cotizará a partir de las 7 de la mañana (¡maldito cambio de hora!).

*he dicho 7:55 de la mañana, no que yo haya madrugado. Que luego los habrá que digan que...

2 comentarios:

Stare girl dijo...

La verdad, es muy bonito. Yo desde un triste primero sólo veo edificios, a metro y medio de mi ventana. Quizá empiece a pedirle sal al de enfrente en vez de al de al lado. Que envidia de vista para empezar la mañana.

Carlos Pérez Cruz dijo...

Sí, la verdad es que no me puedo quejar de la vista.

¿Habéis pensado poner una tabla entre ventana y ventana? Así, aunque compartido, podréis tener un piso realmente grande.

Free counter and web stats